• Inicio_
  • Mapa web_
  • Callejero_
  • Versión móvil_
  • Texto pequeño Texto grande

Inicio -> Ciudad -> Camino de La Lengua

Camino de La Lengua

Volver Imprimir Compartir

      El Camino

Spot publicitario del Camino (5 MB)

Yo era conocidisimo. Había más de siete años que residía en Alcalá, siempre muy bien tratado, tenido por uno de los mejores estudiantes della y acreditado de recio. Las mozuelas eran triscadoras y graciosas"

Mateo Alemán. El Pícaro Guzmán de Alfarache.

Nació el Castellano en el riojano monasterio de San Millán de la Cogolla, en el que encontramos las primeras palabras escritas y dio sus primeros pasos entre los muros del sobrio monasterio burgalés de Santo Domingo de Silos. La universitaria Salamanca y la mística Ávila, fueron mudos testigos de cómo la lengua crecía y se formaba. Alcalá de Henares, la ciudad en la que el castellano alcanzó su plena madurez y que vio nacer a Miguel de Cervantes, el universal escritor de la Lengua Castellana, es último hito de nuestro camino.

Allá por el siglo XI cierto estudiante o predicador anotó, en los márgenes de un texto latino, el primer testimonio escrito en romance castellano que ha llegado hasta nosotros. Son las famosas Glosas Emilianenses del monasterio riojano de San Millán de la Cogolla, cuna de un idioma con el que se comunican en la actualidad más de cuatrocientos millones de hispanohablantes repartidos por todo el mundo. Estos primeros balbuceos del castellano tuvieron su continuidad en las Glosas Silenses, registradas a finales de la misma centuria en el cenobio burgalés de Santo Domingo de Silos.

Las universidades de Salamanca y Valladolid imprimieron al castellano dimensiones imperiales y universales, convertidas en las mejores difusoras de un idioma en estado puro. Ambas ciudades aún rezuman historia y civilización, gracias a personajes de la talla de Fray Luis de León, el Cardenal Mendoza y Antonio de Nebrija, autor de la primera gramática que reguló la lengua española. Corrían tiempos de conquistas y descubrimientos, cuando el castellano se expandía por otras tierras como embajador de la visión del mundo que tenía España. Al fin y al cabo, ya dijo Miguel de Unamuno que ningún pueblo puede llegar a ser de verdad culto sino por el comercio con otros, por el libre cambio intelectual.

La capacidad de pensar e imaginar que siempre enciende al hombre quedaba entonces patente en grandes novelas como 'El Lazarillo de Tormes' y 'La Celestina', espejos de una nación, una filosofía y un estilo.

Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz plasmaron su hálito creador en los conventos y retiros abulenses, llevados de un fervor lírico y visionario que les hizo profundizar en las intrincadas sendas del espíritu. La 'Santa', como se conoce popularmente a Teresa de Cepeda, escribió obras místicas e imperecederas, guiada su pluma por la naturalidad léxica y el goce religioso.

Finalmente, el castellano alcanza su cima en Alcalá de Henares, patria del genial autor de 'El Quijote'. Miguel de Cervantes ideó una lengua viva y espontánea para reflejar la eterna lucha entre el idealismo y el realismo, redondeando una obra de resonancias absolutas.

Comienza el siglo XXI y la lengua de Cervantes vive un auge espectacular, asegurado su futuro por la extraordinaria proyección del castellano en el plano internacional. Buen momento, por tanto, para volver a los orígenes y recorrer los 'hitos' de ese Camino de la Lengua que nos lleva desde San Millán hasta Alcalá. Juntos repasaremos las páginas de un libro vivo que es preciso ojear con parsimonia, visitando los monumentos y reliquias, sus arrugas y adornos, para que nos vayan desgranando las glorias del pasado. Es hora de recuperar la trama menuda del hecho lingüístico que propició la grandeza de la España del pasado: el idioma castellano.

El Camino de la Lengua finaliza su culto discurrir en la villa de Alcalá de Henares, también reconocida por la UNESCO con el galardón de Patrimonio de la Humanidad, al igual que Salamanca y Ávila. Desde la fundación por los romanos de la ciudad de Complutum, de donde proviene en gentilicio de 'complutense', esta localidad armoniosa y bella ha visto pasar por su solar a muy distintas civilizaciones, todas generosas a la hora de contribuir a la formación de un rico patrimonio histórico y artístico. La Universidad de Alcalá, centro difusor del renacimiento español, alcanzó su máximo esplendor en el Siglo de Oro, contando a lo largo de estas centurias con los más importantes eruditos y escritores entre la nómina de sus ciudadanos. Como colofón a esta gloria literaria en Alcalá vino al mundo, en el año 1547, Miguel de Cervantes, el 'regocijo de las musas', con el que el castellano alcanzó su madurez y que forjó la obra cumbre de la literatura universal en nuestra lengua: El Quijote.

Alcalá Patrimonio de la Humanidad Red WiFi Municipal Movil Plan de Excelencia Turística de Alcalá Programación Cultural Banner Carril Bici Ciudad Buzón de sugerencias
  • Plaza de Cervantes 12. 28801 Alcalá de Henares (Madrid) Teléfono: 91 888 33 00
  • Contacto
  • RSS RSS