Inicio -> Servicios

Puerta de los Aguadores

Volver Imprimir Compartir

Puerta de los Aguadores

En este lugar estuvo situada la puerta de las Tenerías (talleres de curtido), que después pasó a llamarse de los Aguadores. En ella desembocaba la calle de los Colegios, que comunicaba directamente el centro urbano, la plaza del Mercado o de Cervantes, con el camino que conducía al Val y a la antigua fortaleza musulmana de Alcalá la Vieja. Como la mayoría de las puertas, fue demolida a mediados del siglo XIX con el fin de ampliar los accesos a la ciudad. La calle de los Colegios se llama así porque estuvo flanqueada, casi en su totalidad, por colegios universitarios y colegios conventos de órdenes religiosas que, además de darle nombre, le proporcionaron la fisonomía que todavía hoy conserva en muchos de sus tramos.

Edificios de interés de la zona.

  • Fuente y Monumento al Aguador. Inaugurada en 1990, la estatua de bronce es obra del escultor Pepe Noja, y constituye un homenaje al antiguo oficio que da nombre a la zona.
  • Convento de las Carmelitas del Corpus Christi o de 'Afuera'.
    Debe su nombre a que se encontraba extramuros. Fundación particular de la condesa de Castelar en 1599, años más tarde quedó bajo el patronato de la marquesa de Mondéjar, doña Beatriz de Dietrischtain. El edificio se encuentra retranqueado, y forma una recoleta plaza que permite una mejor contemplación de la fachada, orlada por dos grandes escudos del príncipe cardenal Dietrischtain. La iglesia es barroca, de planta de cruz latina con cúpula en el crucero, siendo traza del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios. Las religiosas conservan cartas, un bastón y otros objetos personales de la reformadora del Carmelo, santa Teresa de Jesús.
  • Monumento de San Ignacio de Loyola. Obra de Luis Vicent, fue erigido en 1957 como recuerdo de la estancia en Alcalá del fundador de los jesuitas, y de la fundación en el corral de Mataperros del primer asentamiento del colegio máximo de la orden, después trasladado a la calle de Libreros.
    Ermita del Cristo de Los Doctrinos.
    Debe su nombre a que el licenciado López de Úbeda creó en 1581 un seminario para la enseñanza de la doctrina cristiana a los niños, que quedó bajo el patronato del ayuntamiento. En 1660 se constituyó una cofradía bajo la advocación del Cristo de la Misericordia. El edificio actual es de estilo barroco y data de una profunda reforma llevada a cabo en 1702. Preside el presbiterio la serena y expresiva talla del Cristo, de estilo manierista, realizada en madera negra de satín por el jesuita Domingo Beltrán. Ésta es sin duda la mejor obra de la imaginería complutense. También dispone de un pequeño museo en la sacristía, con interesantes recuerdos y objetos artísticos.
  • Colegio Convento de San Basilio Magno.
    Creado en 1660 para los religiosos de dicha orden, es la última fundación colegial complutense. La magnífica portada de la iglesia pertenece ya al barroco dieciochesco. El interior del templo es de planta hexagonal con capillas radiales y grandiosa cúpula con linterna. El colegio conserva su patio con arquería de ladrillo. Este edificio fue sede de la Academia de Ingenieros y el Regimiento de Zapadores, la primera unidad militar que en 1808 se levantó contra los franceses. En la actualidad, alberga el Aula de Música de la Universidad de Alcalá.

                                                               Paseo aguadores