Inicio -> Servicios

Plaza de San Diego y Universidad

Volver Imprimir Compartir

Universidad (paseo)

Este espacio, sin duda uno de los más bellos de la ciudad, se construye para dar una perspectiva adecuada al que podemos calificar como monumento más emblemático de Alcalá: su Universidad. En realidad, lo que encontramos ante nosotros es sólo uno de sus edificios, el antiguo Colegio Mayor de San Ildefonso, hoy Rectorado de la Universidad de Alcalá.

El nombre de la plaza nos recuerda al del fraile franciscano que vivió y murió en el antiguo convento de Santa María de Jesús (que ocupaba el lugar del cuartel militar que hoy vemos a nuestra izquierda), y que fue canonizado por Sixto V a finales del siglo XVI. Frente al cuartel encontramos un edificio de ladrillo; es el Colegio de San Pedro y San Pablo -uno de los Colegios Menores fundados por el Cardenal Cisneros- que da nombre a la calle que lo separa del antiguo convento.

En la actualidad, este singular edificio con torreón y un pequeño claustro en su interior alberga la Gerencia de la Universidad de Alcalá. Presidiendo toda la plaza, nos encontramos frente a frente con el Colegio Mayor de San Ildefonso. Su fachada, una de las obras más bellas del renacimiento plateresco español, fue trazada por Rodrigo Gil de Hontañón, que la finalizó en 1553. Sigue el esquema de las llamadas fachada-retablo por su división en calles y alturas bien delimitadas, y porque las figuras que en ella se representan encierran una simbología: tratan de comunicar al espectador la visión de la vida de la época, que tiene como culmen y fin último a Dios (la Cruz y el Pantocrator).

Paseos San Diego, Universidad

Aunque sea difícil de creer, lo más impresionante del edificio no se encuentra en el exterior, sino en el interior: sus patios y claustros de diferentes estilos (herreriano, castellano, renacentista, etc.) y, sobre todo, el Paraninfo o Aula Magna de la Universidad, con su decoración en elementos mudéjares, su magnífico artesonado, sus yeserías y sus mosaicos de azulejo. En este marco incomparable, los Reyes de España entregan cada 23 de abril el premio Miguel de Cervantes de Literatura en Lengua Castellana.

A la derecha del Colegio Mayor vemos otra fachada de piedra, culminada por una imponente espadaña y, cómo no, por las cigüeñas; es la Capilla de San Ildefonso o capilla universitaria. También es imprescindible conocer su interior: dos artesonados mudéjares, yeserías platerescas y el solemne y fastuoso sepulcro del fundador, el Cardenal Ximénez de Cisneros, obra de principios del siglo XVI realizada por Domenico Fancelli y Bartolomé Ordóñez en mármol de Carrara.

En el margen derecho de la plaza vemos una figura que vuelve a recordarnos al fundador de la Universidad. Es una obra del siglo XIX que no siempre estuvo en este lugar (a principios del siglo XX se encontraba en el centro del patio principal del Colegio Mayor de San Ildefonso), del mismo modo que la plaza no presenta en la actualidad su urbanismo original. De hecho, lo que hoy vemos como plaza, era una manzana de edificios que no fue derribada hasta 1589. Ese año, con motivo de las fiestas de canonización de San Diego, se creó la vista frontal que hoy podemos admirar.