• Inicio_
  • Mapa web_
  • Callejero_
  • Versión móvil_
  • Texto pequeño Texto grande

Inicio -> Ciudad -> Camino de La Lengua -> Hitos del camino de la Lengua

Hitos del camino de la Lengua

Volver Imprimir Compartir

Hitos del camino de la Lengua

SAN MILLÁN DE LA COGOLLA. LA RIOJA

San Millán eligió este enclave cuando decidió hacer vida de ermitaño en las cuevas que generarían del Monasterio de Suso, o de arriba. El lugar conocería diferentes ampliaciones con los años, convirtiéndose en cenobio visigótico, monasterio mozárabe y viviendo intensas obras en el románico. Este cruce de culturas puede verse hoy en los diferentes estadios constructivos que adornan Suso.
A partir del siglo XI se funda el monasterio de Yuso o de abajo, reconstruido entre los siglos XVI, XVII y XVIII, conjugándose en sus muros de manera magistral renacimiento y barroco. Las obras de arte que atesora convierten el cenobio en un auténtico museo, en el que debemos destacar rejas, púlpitos y sobre todo los cuadros de Juan de Rizzi.
Pero sin duda el gran interés de este cenobio se centra en la biblioteca, con más de diez mil volúmenes y numerosos incunables, pero sobre todo con la primera plasmación escrita en lengua romance de lo que hoy es el Castellano.
En el siglo XI alguien, quizá un estudiante o predicador, que no comprendía el texto latino que estaba leyendo anotó su traducción al lado de la expresión que no conseguía entender. Estas notas son las Glosas Emilianenses, en las que encontramos las primeras palabras escritas de lo que hoy es nuestra lengua universal.
En el mismo valle de San Millán vive y escribe Gonzalo de Berceo, primer poeta en castellano, con el que la lengua alcanza la condición de idioma culto.

SANTO DOMÍNGO DE SILOS. BURGOS

La introducción de Silos en la historia aparece vinculada a la carta del Conde Fernán González de año 954. En el año 1041 Fernando I de Castilla envía a Santo Domingo al monasterio como abad, iniciándose así la grandeza de este cenobio cuya advocación inicial era a San Sebastián. A la muerte de Santo Domingo en 1073 el monasterio contaba con una economía saneada y los edificios restaurados.
Sin duda la imagen más conocida de este enclave es el magnífico claustro, obra cumbre del románico, por el que ocupa, por derecho propio, un puesto destacado en la historia del arte español.
En la importante biblioteca y archivo silense se conservaron tres manuscritos con glosas romances, escritas con una mezcla de caligrafía visigótica y carolina, que posiblemente se escribieron como ayuda pastoral a la predicación, que se realizaba en lengua vernácula. La serie de Glosas más importantes se conservan en el Homiliario de Silos, que constituye uno de los principales testimonios escritos del origen del Castellano.

VALLADOLID

La ciudad del Pisuerga representa la aplicación práctica, la depuración vernácula y el empeño en la difusión del Castellano. Valladolid cuenta con estudios universitarios desde 1293, elevado a Estudio General por Bula Papal en 1346. En nuestros días sigue manteniendo la actividad universitaria contando con más de treinta mil alumnos. La Universidad de Valladolid ve como sus aulas se llenan de estudiantes en los meses de estío, con el objetivo de encontrarse con la lengua castellana y aprender sus bellas formas y sonidos.
Fue en esta ciudad dónde Bartolomé de las Casas defendió la presencia de "alma" en los indígenas del Nuevo Mundo, lo que provocó el intenso trabajo alfabetizador, que ligado a la doctrina, extendió nuestra lengua en América.
La fundación del Colegio de Santa Cruz por el Cardenal Mendoza en 1494 para que: "aquellos que, aunque dotados de ingenio y ansiosos de saber, no pueden consagrarse al cultivo de las letras por su pobre condición" es una de las grandes aportaciones a la evolución de la lengua por las generaciones de colegiales que se formaron entre sus aulas y que contribuyeron a madurar nuestro rico idioma.

La figura de Cervantes aparece altamente ligada a esta ciudad, en la que vivió a principios del siglo XVII, y hoy le honra con su casa convertida en museo y en Real Academia de Bellas Artes.

La vocación literaria de la ciudad no termina aquí, Zorrilla, Rosa Chacel, José Jiménez Lozano o Miguel Delibes, son una muestra de la aportación contemporánea de una ciudad ligada íntimamente a la lengua española.

SALAMANCA

La bella ciudad del Tormes aúna entre sus muros a personas y personajes, de ficción o realidad, como Melibea y el Lazarillo, Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, La Tía fingida y el Licenciado Vidriera, Beatriz Galindo y Miguel de Cervantes, Carmen Martín Gaite y Miguel de Unamuno. No cuesta mucho imaginarlos paseando por las doradas calles salmantinas, recorriendo sus hermosos edificios o contemplado absortos la espléndida fachada de la Universidad.

Al amparo de la academia salmantina, en 1492, Nebrija publicó la primera Gramática sobre la Lengua Castellana, que vino a dar normas definitivas a aquella aventura lingüística iniciada en San Millán siglos atrás.

Hoy Salamanca sigue enseñando Castellano a todo aquel que quiera aprender, congregando cada año a miles de estudiantes, que a la sombra de Nebrija, Unamuno o Fray Luis de León, vienen de todos los rincones del mundo a aprender nuestra lengua en la ciudad y universidad cuna de la gramática.

AVILA

La sobria ciudad castellana de Ávila vive en el siglo XVI uno de sus momentos de mayor transformación, con las obras de la Catedral ya concluidas, atraviesa una época de revitalización urbanística sin precedentes. Palacios, casas, calles, puertas, iglesias, monasterios y hospitales se fundan, amplían o reparan. En este contexto de vitalidad y gran actividad constructiva, nace en una ciudad bulliciosa y próspera Teresa de Cepeda y Ahumada, Santa Teresa de Jesús, en 1515. Poco tiempo después Juan de Yepes, o San Juan de la Cruz, viene al mundo en Fontiveros. Años más tarde ambos personajes coincidirán cinco años en la ciudad, entre los muros del Convento de la Encarnación, lustro de mutuo enriquecimiento espiritual y literario, así como de intensa experiencia mística.

El gran mérito de ambos personajes, y su extraordinaria aportación a la literatura y a la lengua consiste en expresar con palabras mundanas lo inefable, la unión con Dios. La madura lengua castellana les ofreció la posibilidad, mediante sus símbolos, recursos y procedimientos, de realizar admirables versos e intensas páginas, que nos abren la puerta mística o unitiva, para mostranos sus caminos de comunión con Dios.

ALCALÁ DE HENARES

El Camino de la Lengua finaliza su culto discurrir en la villa de Alcalá de Henares, también reconocida por la UNESCO con el galardón de Patrimonio de la Humanidad, al igual que Salamanca y Ávila. Desde la fundación por los romanos de la ciudad de Complutum, de donde proviene en gentilicio de "complutense", esta localidad armoniosa y bella ha visto pasar por su solar a muy distintas civilizaciones, todas generosas a la hora de contribuir a la formación de un rico patrimonio histórico y artístico.

La ciudad de Alcalá de Henares aparece íntimamente ligada a la lengua y la literatura. Podríamos decir Alcalá y literatura son sinónimos que designan una misma cosa. Desde la Edad Media la aportación lingüística de la ciudad del Henares es incuestionable, el Cantar del Mío Cid, al que la ciudad aparece profundamente ligada no es más que el prólogo de una historia cuyo primer capítulo es el nacimiento de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, en la ciudad complutense. La vida y obra de Juan Ruiz se desarrolla en Alcalá y en las riberas del Henares, y esto no es más que el principio de una intensa historia literaria.

  • Plaza de Cervantes 12. 28801 Alcalá de Henares (Madrid) Teléfono: 91 888 33 00
  • Contacto
  • RSS RSS